¿QUÉ ES EL ORO BLANCO?

En: Comentario: 0 Golpear: 730

Hoy hablamos sobre un tema más técnico dentro del mundo de la joyería. Muy interesante y útil para aquellos curiosos y aquellos que estáis penando en comparar alguna joya en oro blanco. En este artículo explicamos que es el oro blanco y todo lo que necesitas saber sobre este metal. 

El oro blanco es una aleación del oro amarillo. Está hecho de oro puro, mezclado con metales de aleación que tienen un color blanco plateado, como el paladio y la plata. 

¿Qué son los quilates?

El quilate nos indica qué porcentaje del metal es en realidad oro puro. Cuanto más alto es el quilate, más oro de 24 quilates contiene (24 quilates es oro puro). 

En joyería oímos hablar sobre oro de 9, 14 y 18 quilates, nunca de 24K. Esto es debido a que el oro puro (24K) es un metal muy blando que, si hiciéramos piezas de joyerías con él estas se romperían y se deformarían con mucha facilidad. De aquí nace la necesidad de hacer una aleación con otros metales que lo endurezcan y en el caso del oro blanco conseguir el color blanco deseado. 

Por ejemplo, el oro blanco de 14 quilates consiste en el 58% del oro puro, el resto es paladio y plata. En cambio, el oro blanco de 18 quilates contiene 75% de oro puro i el 25% restante es paladio y plata.

El paladio

Es importante destacar que dentro de este 25% puede haber más cantidad de paladio que de plata y a la inversa. ¿Cuál es mejor? El paladio es un metal sino más, igual de caro que el oro. Hace que el color sea más blanco y una pieza de más calidad. Cuanta más cantidad de paladio mejor será la aleación del oro blanco.  Lo más común es utilizar un 10% de paladio y un 15% de plata.

En Solà Joiers utilizamos un 15% de paladio, haciendo de todas nuestras piezas de oro blanco la mejor aleación posible para evitar que aparezca el color amarillo al cabo del tiempo.

Baño de rodio

Además de las aleaciones mezcladas con el oro puro, las joyas de oro blanco también están recubiertas con un metal precioso conocido como rodio. El rodio proviene de la misma familia de metales que el platino.

Agrega más resistencia y durabilidad, y lo que es más importante, un brillo de superficie blanca realmente brillante, lo que lo convierte en el metal ideal para recubrir y proteger joyas.

¿Por qué el oro blanco finalmente comienza a parecerse al oro amarillo?

Con el tiempo, el revestimiento de rodio se desgasta, revelando el color dorado amarillo debajo.

¿Esto es normal? 

Finalmente, todas las joyas de oro blanco comienzan a mostrar un color amarillo dorado. Unas más que otra según la aleación que tenga el metal. La rapidez con que esto suceda depende de muchos factores, como el nivel de pH de su piel y con qué artículos de tocador o productos químicos domésticos entran en contacto las joyas. Incluso los factores ambientales, como la cantidad de contaminación que hay en su área, pueden influir en la rapidez con que el oro amarillo comienza a mostrarse.

¿Qué se puede hacer al respecto? 

Se puede evitar si compramos oro blanco de calidad, con una aleación del 15% de paladio, cómo hemos explicado antes, esto evitará que la pieza se vuelva amarillo. 

Otra opción es haciendo que la joya se vuelva a recubrir con rodio de vez en cuando y así recuperar el color blanco deseado. 

comentarios

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre